El viaje cósmico de Saturnino

perroTítulo: El viaje cósmico de Saturnino
Publicación: Septiembre del 2018, Beascoa
Temática: Cuento ilustrado
Páginas: 72
Autor: Raúl Bermejo
Ilustrador: Nacho Uve
Puntuación: 6/10
Ver en Amazon

Sinopsis: Saturnino vive en un planeta muy lejano y muy aburrido. Allí los días son interminables y sus habitantes no paran de refunfuñar. Cansado de estar siempre de mal humor, decide recorrer el universo en busca de diversión y llega hasta un planeta donde todos se comportan de forma extraña.

La creatividad es una de las virtudes más bonitas que tenemos cuando somos niños y que, desgraciadamente, muchos de nosotros perdemos cuando vamos aumentando en edad. La creatividad, no solo nos permite hacer cosas inimaginables, sino que también nos hace libres y nos provoca felicidad.

Raúl Bermejo sabe muy bien sobre el tema, el profesor y experto en educación infantil, que consta con un gran número de seguidores en Instagram bajo el nombre de thinksforkids, ha inventado esta divertida historia para explicarnos, tanto a adultos como a niños, la importancia de dejarnos llevar por los impulsos creativos.

El aburrimiento y el malestar es lo que mueve a Saturnino a dejar su hogar y emprender el viaje a otro lugar. Ya lo decía Einstein, es una locura hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes. En este caso, Saturnino sabe que para ser feliz debe cambiar de aires y buscar aquello que le motive a serlo.

Al llegar a otro planeta, Saturnino nota que los habitantes se comportan de forma extraña. No tienen horarios establecidos para hacer aquello que les apetece hacer, y seguramente por eso, por la libertad de actuación, se sienten tan felices y liberados. Es así como encuentra nuestro protagonista la medicina para la infelicidad y el tedio.

La historia es un grito a los deseos, al cambio, al riesgo, al baile, a la creatividad, a la imaginación. Porque independientemente de que haya cosas que a Saturnino no le salgan tan bien, se siente bien realizándolas, por eso, nada le impide hacerlas.

Además, tiene algo que me parece interesante, ya lo he dicho en algunas reseñas, y es las actividades lúdicas del final. El autor propone algunos ejercicios para bailar, pintar e imaginar. ¿Sabéis que se puede hacer de un sofá cualquier otra cosa? ¿Que se puede viajar sin pisar un avión?

Solo he dicho maravillas, sin embargo la puntuación no es demasiado alta. El motivo se llama simpleza y en este caso no la encuentro positiva, sino más bien contraproducente. La historia es tan “sota, caballo y rey” que no deja espacio a la intepretación del niño. Considero que seria una lectura mucho más provechosa si en lugar de mascar toda la información, hubiera espacio para conclusiones personales. ¿Se puede querer potenciar la imaginación y hacer un cuento en el que no dejes que vuele? Os invito a que lo juzguéis vosotros mismos.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s