No me pegues que llevo gafas

Título: No me pegues que llevo gafas
Publicación: octubre 2015, Editorial Caramba.
Temática: Humor
Páginas: 88
Autor: Jorge Monlogo
Puntuación: 7

Sinopsis: Fábula hipster, un sueño húmero de modernos de provincias, un viaje desde el brunch al gintonic premium.

Cada día hay que reírse un poco. No lo digo yo, lo ha dicho mi iaia. La he escuchado decirlo, casi cada día, desde que la conozco. Y si mi iaia lo dice, sin duda, debe ser verdad, debe existir la necesidad imperiosa de reírse, todos los días, aunque sea un poco.

El estrés hace que últimamente mi risa esté escondida, y salga a relucir cuando recuerdo que soy una persona, más allá de la rutina laboral y estudiantil. He buscado una novela gráfica que me ayudara algun día, al salir del trabajo, cansada y con más dolor de espalda que una anciana de geriátrico, a seguir el consejo de mi iaia: reír, cada día, un poco.

No me pegues que llevo gafas es una novela gráfica que ayuda, sin duda, a reír. Yo lo he hecho, prácticamente desde que abrí la primera página. ¿De qué va? De un par de hipsters que quieren montar una fanzine. La trama transcurre desde el momento en que deciden empezar el proyecto, hasta que consiguen llevarlo a cabo. A partir de este pretexto, el autor hace una crítica social a los grupos que han ido apareciendo estos últimos años: hipsters, dj, veganos, feministas… No solo es una caricatura de sus personalidades, también de los entornos en los que suelen moverse: las redes sociales, los bares, los eventos autenticos y vintage.

Intercala a la historia principal, test y pruebas, al más estilo “la superpop“, una revista que tenía la costumbre de añadir en todos sus ejemplares más de tres test para saber “qué tipo de girl eras” o “cuán de buena amiga podrías llegar a ser”. En este caso los test son irónicos, aunque puedes contestarlos, o seguir los números para descubrir cosas tan necesarias como “cuál es tu propio gintonic”. Estos test no proporcionan información sobre la trama principal, pero enfatizan la idea de crítica social.

Las ilustraciones son a todo color, los personajes están muy bien definidos, casi a nivel arquetípico, son grotescos, exagerados, tienen un look muy marcado. Son las imágenes perfectas para acompañar al texto, y para reforzar el carácter excéntrico de muchos de los personajes.

En definitiva, la novela gráfica cumple su función, hace reír. Y además, te hace replantearte algunas cosas como: ¿por qué tendremos la manía de buscar diferenciarnos, si al final, vamos a una fiesta y parece que nos hemos cortado el pelo en la misma peluquería?¿Por qué tenemos la necesidad de pertenecer a un grupo? ¿Por qué nos gusta tanto definirnos, etiquetarnos? ¿Valoramos la distinción, o solo el tipo de distinción que está aceptado socialmente?

 


Una respuesta a “No me pegues que llevo gafas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s