Infelices

Autor: Javier Peña
Comunidad autónoma: Galicia
Título: Infelices
Género: Ficción
Año de publicación: 2020
Editorial: Blackie Books
¿Primera publicación?:
Lengua de redacción: Castellano
Lengua de lectura: Castellano
Nota:
9/10

Su título no engaña. Infelices, de Javier Peña, trata sobre la infelicidad. Sin embargo, esta infelicidad surge del reconocimiento de nuestra esencia de perdedores, de fracasados. Sus personajes protagonistas nos muestran sus vidas agotadas, caminos sin final en el que la aceptación de su propia situación trágica es la única forma de seguir adelante.

El libro se basa en la vida de los integrantes del Círculo del Viena, un grupo de estudiantes de la Universidad de Santiago de Compostela. Este grupo está formado por Hans, Rudolf y Moritz, a las que pronto se une Karl. Ellos cuatro son una parodia del Círculo de Viena. Si el movimiento intelectual se preocupaba de la lógica de la ciencia, el grupo protagonista descubre, a medida que abandona la juventud y van caminando por la vida, que las cosas no eran como pensaban. A los treintaymuchos, los componentes del círculo del Viena ya han pinchado en hueso. Hans, introspectivo redactor de discursos para la Consejera, no soporta un trabajo que le bloquea y ata. Rudolf, por su parte, vive atrapado en una estéril búsqueda de sentido de la vida a través del sexo y las entrevistas a asesinos. Moritz solo desea escribir la novela perfecta, aunque para ello tenga que sacrificar su propia vida. Y Karl, la mujer del grupo, vaga por la vida intentando sobrevivir, protegerse y proteger, sin ver que para ello debe aceptar una vida miserable y sufrida. La quinta en discordia, Marga, tiene por delante un camino mucho más dramático: si para los otros protagonistas la vida es un camino de decepciones y sinsabores, para Marga, enferma de cáncer, el camino es quimio y trepanación, como diría ella misma.

El título le viene que ni pintado. La vida es darse cuenta de que somos unos gilipollas. Con ese epíteto califica la amiga de Karl a los tres integrantes del Círculo del Viena. El resto de personajes masculinos de la novela también podrían entrar dentro de esta categoría sin problema alguno. Los femeninos, a su manera, también. Esta gilipollez, aunque lo pueda parecer, no es un sentimiento trágico de la llegada del fin, de la vacuidad de la existencia, sino que sería más bien un Peter Pan abandonado en el desierto, con sus leotardos verdes y una espadita de madera, inútil ante serpientes y escorpiones. La impotencia y el fracaso se extiende por los personajes hasta un final que, aunque doloroso, contiene un mínimo de esperanza, una luz que puede animarlos a seguir adelante una vez las fantasías y los Nunca Jamás han quedado superados. Igualmente, el libro contiene unas cuantas cargas de profundidad sobre el significado de la infelicidad. ¿Quién tiene derecho a ser más infeliz? La vida de Marga, su aplomo ante la situación vital que padece, desdibuja el sufrimiento de sus compañeros de libro. ¿Quién sufre más? ¿Quién es más infeliz?

Cada personaje tiene una voz propia, así como una personalidad profunda y unas temáticas diferenciadas. Sin embargo, la coherencia en el texto es perfecta, cada capítulo encaja perfectamente con el resto, no hay fisuras, la novela funciona como un disparo directo al corazón de cualquier gilipollas que se pueda sentir identificado, y, en este caso, un servidor se ha visto muy reflejado en más de un personaje. Es un libro para disfrutar de la deriva hacia la nada de, quién sabe, algunas de las mejores mentes de una generación destruidas por la mediocridad.


Una respuesta a “Infelices

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s