Las reseñas más locas de V

Leer mola, digan lo que digan los pesados que todavía insisten en hacernos leer libros complejos cuando a uno le apetece algo más ligero, o quedarse en libros ligeros cuando a uno le apetece leer algo más complejo. Y mola porque, a parte de aprender, entretenerse y pensar, uno puede encontrar sorpresas más que inesperadas en los libros, lecturas locas y terminar haciendo reseñas que jamás pensaríamos que haríamos.

Así que, sin más preámbulos, empezamos una pequeña serie de dos artículos con las reseñas más locas que hemos escrito. ¡Vamos allá!

Soy una mamá divorciada y alocada | Megan Maxwell

Recuerdo hablar con J, hace años, en Baró, antes de empezar con el blog, sobre Megan Maxwell, el porno para mamás, como diría Stephen King, y la literatura romántica erótica. No soy muy aficionado al género. De hecho, una de las lecturas que considero más épicas fue 50 sombras de Grey, por lo diferente a lo que suelo leer, y leer Soy una mamá divorciada y alocada suponía, para un servidor, adentrarse en un mundo oscuro, excitante y húmedo, muy húmedo.

Publicamos la reseña al principio del blog, allá por septiembre del 2018, unos días antes de irnos a visitar Girona. Lo que pasó después no os lo podéis creer: la reseña recibió muchísimas visitas. Hablo de decenas al día, y durante unos meses fue la reseña más vista del blog, con diferencia. Tanto es así que ya imaginaba la oferta de Planeta para que reseñara sus últimas novelas, fuera parte del jurado del Premio Planeta, la petición por parte del Estado para poner mi nombre a la Biblioteca Nacional de España… ¡Hay que ver, quién diría que, durante unos meses, Megan Maxwell fue la virreina del blog!

No iba a salir y me lié | Chimo Bayo y Emma Zanón

Soy valenciano. Mi infancia coincidió con la Ruta, mi adolescencia con su decadencia, y ahora que soy viejo la recuerdo con una añoranza fingida, de oídas, basada en interminables sesiones de música bakalao en enormes naves, ciento seseta decibelios y una sordera compartida con la mitad de mi generación. Por eso, cuando vi este No iba a salir y me lié, escrito por Chimo Bayo y Emma Zanón, supe que tenía que leerlo. Flipé. ¡Hostias, me dije, Chimo Bayo sacando un libro! Y lo leí.

Estoy seguro de que si hubiera nacido unos, pongamos, tres o cuatro años antes, podría haber sido cualquiera de los personajes del libro con el cerebro frito por las drogas y las pastis. Como nací entre dos épocas, en un pueblo ensimismado y encantado de conocerse, mi cerebro está relativamente bien conservado. El libro fue como entrar en una realidad paralela, y ahora que se pone de moda otra vez la Ruta, quién sabe, aunque no vayamos a salir, acabemos todos liados.

La vieja tigresa o el erotismo de la senectud | Miguel Noguera

Miguel Noguera es un genio incomprendido. Lo digo yo, que he tenido la ocasión de ver su espectáculo en Barcelona un par de veces y, según mi criterio exclusivo y personalísimo, es el puto amo. Absurdo, loco, incomprensible, sí. También hilarante, descacharrante y metahumorístico. Si no lo conocéis, os recomiendo que veáis cualquier vídeo suyo en YouTube para que os explote un rato la cabeza.

La vieja tigresa o el erotismo de la senectud fue el libro que reseñamos, también hace unos añitos. Es puro Miguel Noguera. Tonterías a poalaes, como decimos por aquí, e ideas tan libres como locas. Una maravilla. Tan bueno me pareció, que es el único libro al que no le puse nota de 0 al 10, sino que le casqué una Ω, porque es inclasificable.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s